Aceite de Almendras Dulces

Olio di mandorle dolci

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Utilizado desde la antigüedad por sus excelentes propiedades emolientes, el aceite de almendras dulces reblandece el cerumen favoreciendo la limpieza auricular. Se obtiene a través del exprimido en frío del fruto del almendro, es transparente e inodoro, posee un elevado valor eudémico, es decir que es capaz de mejorar el estado de la piel, se absorbe muy fácilmente y es rico en vitamina E, B y minerales. Es por esto que a menudo se emplea para masajes, en especial, para pieles secas y sensibles y, aromatizado con aceites esenciales, se utiliza para perfumar la piel y como base para ungüentos y cremas.

Un dato curioso

El almendro, nativo de Asia suroccidental, es una planta muy antigua cuya forma doméstica aparece en la primera Edad del Bronce (3000-2000 a.C.). Se cultiva principalmente por su semilla que se utiliza con fines culinarios, detergentes y cosméticos; además, el almendro es muy apreciado en diferentes culturas y aparece citado varias veces en la Biblia.

Desde tiempos muy remotos ha sido símbolo de esperanza a causa de su floración precoz, interpretada como la redención de Dios, rápida e inesperada, para su pueblo tras un período de supuesto abandono (el invierno). Asimismo, es uno de los primeros árboles en florecer en Israel, a principios de febrero, coincidiendo con una festividad llamada Año nuevo de los árboles: es por esto que en idioma hebreo su nombre significa trabajador o vigilante.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]